dilluns, 15 d’agost de 2011




Denuncia

La Catedral apila bancos sobre la tumba del poeta Ausiàs March

Compromís exige al arzobispado más respeto para los restos del escritor valenciano y éste le responde que ha sido un hecho puntual

  
Bancos apilados sobre la tumba del poeta.
Bancos apilados sobre la tumba del poeta.  Levante-EMV
J. P. VALENCIA Unos bancos apilados sobre la tumba de Ausiàs March ha desatado la polémica en torno al cuidado que los responsables de la Catedral de Valencia dispensan a los restos del poeta valenciano. Para el grupo municipal de Compromís, se trata de una falta de respeto que no debe repetirse. Para el Arzobispado, se trata de un momento puntual derivado, probablemente, de las labores de limpie-za o del paso de alguna máquina.
Según la concejala de Compromís Consol Castillo, este mes de agosto, el más turístico del año, se han podido ver en la Catedral de Valencia numerosos bancos apilados sobre la tumba del poeta Ausiàs March, de manera que ha pedido al arzobispado "mayor respeto para la figura de nuestro poeta más universal". "Ausiàs March es una figura histórica de primer orden que no se merece las imágenes que hemos podido ver estos días", dice.
Según Consol Castillo, "sería impensable encontrarse bancos apilados en la tumba, si fuera el caso, de un escritor como Miguel de Cervantes, ya que este escritor, como tantos otros, sería un reclamo cultural y turístico de primer nivel y no como sucede actualmente con Ausiàs March".
Pide al arzobispado, por tanto, que no se vuelvan a repetir imágenes como las de este mes de agosto y, sobre todo, que ordene a los técnicos de la catedral que pongan en valor la tumba del poeta, que la incluyan en las rutas culturales y las visitas guiadas de la catedral".
Por su parte, el responsable de conservación de la catedral, Jaime Sancho, aseguró que la tumba está bien cuidada y libre de obstáculos. En su opinión y a falta de otras noticias, esta imagen de los bancos apilados es puntual y obedece, a falta de otra información, a los trabajos de limpieza que se hacen en el recinto o al paso, por ejemplo, de máquinas pesadas. "No podemos olvidar que la catedral es un espacio vivo", dijo Sancho, quien recuerda, además, que en la catedral nunca hay bancos apilados, ni allí ni en ningún otro lugar.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada