divendres, 22 d’abril de 2011

llibres a moscou


Cuando la República hizo un regalo a la URSS

El Instituto Cervantes y la Biblioteca Estatal Central de Literatura Extranjera redescubren una colección de 1.500 volúmenes que se donó en 1937 | El 25 % de los libros están en catalán y fueron enviados por la Associació d¿Amistat amb la URSS, de Barcelona

Libros | 21/04/2011 - 14:11h
Moscú Corresponsal
Lijachev, representante del Comisariado Popular de Educación (Narkompros) y Vicente Polo Díez, Encargado de Negocios de la República Española en la URSS, 15 de abril de 1938 Biblioteca Estatal Central de Literatura Extranjera
Coincidiendo con el Día de San Jordi y el Día Internacional del Libro y de los Derechos de Autor, estará abierta en Moscú una curiosa exposición que nos habla de cultura, política, historia y amistad entre los pueblos. El Instituto Cervantes de Moscú y la Biblioteca Estatal Central de Literatura Extranjera redescubren para el público una colección de libros y dibujos enviados por los republicanos españoles a la Unión Soviética entre 1937 y 1938. Esta pequeña biblioteca fue el germen del hispanismo ruso, ya que sería prácticamente el único material de los estudiosos hasta la década de los 50.
El regalo es un episodio singular de las relaciones entre España y Rusia. "La idea surgió en el II Congreso Internacional de Escritores Antifascistas, que se celebró en Valencia en 1937. Para conmemorar el 20 aniversario de la Revolución de Octubre se decidió enviar esta donación", explica el director del Instituto Cervantes, Josep Maria de Segarra, de quien partió la iniciativa. Desde su llegada a la capital soviética, hace siete décadas, se conoció aquí como La Donación del Pueblo Español.
Constaba de 1.500 libros, encuadernados para la ocasión en rojo, con el escudo de la hoz y el martillo. De su envío se encargó la Asociación de Amigos de la URSS, pero también la Associació d'Amistat amb la URSS, de Barcelona. Según calcula Segarra, un 25 % de los volúmenes están escritos en catalán. La colección incluye libros de literatura, filosofía, pero también de ciencias o arquitectura.
Además, la donación incluía dibujos de niños españoles de colegios valencianos. En ellos se refleja la realidad del momento, en plena guerra civil española, y la imagen que tenían los pequeños de Rusia. En varios se narra el hundimiento del barco soviético "Komsomol", que traía ayuda a la República, cañoneado por una nave de la Alemania nazi.
También había una colección de grabados de pintores españoles, que se guardan en el Museo Pushkin de Bellas Artes de Moscú. Y otros elementos folclóricos de la cultura material de la época, actualmente perdidos. La colección llegó en varios viajes que hicieron intelectuales y políticos españoles, ya que "entonces la relación era muy fluida", apunta la directora de la Biblioteca de Literatura Extranjera, Tatiana Feoktístova. Los libros formaron parte de los equipajes del poeta Rafael Alberti, el filósofo César Muñoz Arconada o el arquitecto Sánchez Arcos, entre muchos otros, dice.
Con toda la donación, se organizó una exposición en abril de 1938. Pero fue la última vez que se vio en público. Por eso la recuperación de la colección llega envuelta en un pequeño halo de misterio. "Es un homenaje a la acción diplomática cultural y es una forma de recuperar la historia", explica Segarra.
Aunque su existencia era desconocida para el gran público, la Donación era conocidísima en el mundo académico de la URSS, especialmente entre los estudiosos de español. "Gracias a esta colección se desarrolló el hispanismo soviético. Cuando llegó aún no teníamos una facultad de español, así que desde el 37 hasta los años 50 se utilizó para estudios hispánicos", dice Feoktístova. Gracias a ella se realizaron también numerosas traducciones de los clásicos españoles. "Aún hoy se sigue consultando con asiduidad". La exposición, que se incluye en los actos del Año Dual España-Rusia, estará abierta del 21 de abril al 29 de mayo en la Biblioteca Estatal Central de Literatura Extranjera.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada